TRANSCRITO DA REVISTA


Osvaldo G. Giovannangelo 

 
  RESUMEN
  Se reseña en este trabajo la biografía de quién fuera figura brillante de la Ortodoncia y 
  personalidad descollante en la Odontología de América.Docente titular de la cátedra de 
  Ortodoncia con Odontología Legal, en la Escuela de Odontología de Buenos Aires, tuvo 
  una actuación decisiva dentro de la Federación Odontológica Latino Americana, cuya 
  presidencia ejerció. Miembro de honor de numerosas entidades científicas, fue laureado 
  con el Premio Internacional Miller, que le confirió la Federación Dental Internacional.
  RESUME
  On fait un résumé de la biographie de celui qui a éte une figure brillante de l’Orthodontie
  et una personalité dominante de l’Odontologie d’Ameique.Prof. Titulaire de la “Cátedra de 
  Ortodoncia con Odontología legal” á l’École d’Odontologie de Buenos Aires, il a eu un role 
  décisif dans la Féderation Odontologique Latino-Americaine, dont sa présidence il a exercé. 
  Membre d’honneur de nombreuses entités scientifiques, il a été lauréat du Prix International 
  Miller, décerné par la Fédération Dentale Internationale.
  SUMMARY
  Prof. Dr. Juan Ubaldo Carrea. It’s here referred the biography of a brillant figure of 
  Orthodontics and an excellent personality of American Dentistry.Full Prof. at the “Cátedra 
  de Ortodoncia con Odontología Legal”, at the Buenos Aires Dentistry Federation, whose 
  presidency he was to carry out. Honourable member of numerous scientific entites, he was 
  disnified with the International Miller Prize, conferred by the International Dental Federation.

Nació el Profesor Doctor Juan Ubaldo Carrea en Buenos Aires el 6 de mayo de 1883 y murió también en Buenos Aires el 14 de abril de 1956. Fue maestro normal a los 21 años en 1903, dentista en 1908 y doctor en Odontología en 1920; según consta en el acta No 1. Como profesor suplente de Prótesis Dental inicia su actuación en la Escuela de Odontología de la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires, de 1915 a 1920.
En este último año, 1920, en la primitiva Escuela de Odontología de la Facultad de Ciencias Médicas, el 21 de mayo, se aprueba un Proyecto del Dr. Francisco Imaz creando el doctorado con la nueva materia de Odontología Legal en un año más con otras materias para acceder al Doctorado. Esta cátedra fue ocupada en orden cronológico por los professores médicos: Dres. Nerio Rojas, Juan Ramón Beltrán y José Bellbey.
El Dr. Carrea, Profesor Titular de Técnica de Prótesis Dental de 1920 a 1922, es designado encargado del Curso de Odontología Legal de 1926 a 1928. En el interín llega a Profesor Titular de Ortodoncia desde 1933; cargo que desempeña hasta el 15 de noviembre de 1946, al que renuncia por aplicación del decreto 7966 del 15 de agosto de 1946.
Desde 1927 a 1930 fue Consejero de la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires, representando a la Escuela de Odontología, y de 1928 hasta 1930, delegado consejero de la Facultad de Ciencias Médicas de Buenos Aires y en el Consejo Superior del Instituto Libre de Segunda Enseñanza del que fue Vice Presidente.
Su labor como primer profesor de la materia de Ortodoncia, fue ardua y difícil; los conocimientos y elementos eran pocos pero con mucho tesón, investigación y dedicación contribuyó a la formación básica de aquellos que passaron por su cátedra para su mejor desempeño profesional. Enseñaba con el ejemplo práctico y clínico, valorando la dedicación y el deber.
La labor productiva de Carrea fue proficua sobre Ortodoncia pura, institucionales y de investigación.  Publicó: 2 sobre Higiene, 3 de difusión, 11 sobre Clínica, 6 de Prótesis, 8 de Técnica de Prótesis, 10 sobre Anestesia, 14 sobre Odontología Legal, 27 de Historia, 54 sobre Ortodoncia y 75 Institucionales y Discursos, en total 210 publicaciones; algunas de gran valor en su momento que aún son valederas, coadyuvantes de conocimientos actuales.
En trabajos de investigación, fue la métrica su método, en que escrutaba en lo intrincado de las igualdades de las medidas dentarias y maxilares con las que demonstró incontrastables verdades con la modestia y sencillez de un sabio: (La línea perimétrica infantil, el triángulo equilátero de Bonwill, el triángulo mandibular externo, la predeterminación de la curva dentária).
Dijo en 1920: “Todo viviente lleva en sí su patrón de medida y todos los  elementos orgánicos guardan precisas relaciones proporcionales. Dadme un diente y os fijaré la persona.
En 1939 escribe “Regida la predeterminación de la normalidad dento-máxilo-facial por la medida de los dientes, queda establecida que la distancia bicondílea externa normal ha de ser igual a la distancia glabelar mentoneana e igual a 7 radiocuerdas; y que la distancia biormafron siendo igual al lado del triángulo del Bonwill mide 6 radiocuerdas. Un radiocuerda es la distancia que limita al arco formado por el incisivo lateral y canino de un lado de la mandíbula; podemos establecer que el lado del triángulo de Bonwill multiplicado por 3,1416 x 100 y dividido x 2, es igual a la talla individual”.
La Odontología Legal tuvo a Carrea como investigador. En 1937 publicó un interesante trabajo sobre identificación humana por las rugas palatinas de las que ideó un sistema de clasificación y notación.
En 1914 y 1944 fue designado de oficio, Perito Odontológico con gran lucimiento Pericial por su erudición.
En 1924 “La Semaine Dentarie” de París, publica su técnica de teleradiografias a perfil delineado, primicia que data de 1923. Contienen normas que aun hoy permanecen inconmovibles, juntamente con los trabajos de planimetría y sus relaciones: los planos glabelos mentonianos y ormafron con restantes planos de cráneo y cara. Los muestran como precursor de las actuales enfalometrías de ortodoncia. El Doctor Carrea se distingiuó por sus dispositivos para el tratamiento de fracturas como así mismo en trabajos referentes a anestesia troncular y que presentó en 1921. Estas fueron reproducidas por publicaciones Argentinas, italianas, españolas y francesas.
Gustaba de la Historia; su último trabajo de este tipo, titulado; “Adalidad Cubano General Doctor Emilio Nuñez”. publicado en 1953, es una minuciosa historia de alegato de este valeroso cubano, también dentista, y recordación histórica de sus valerosas actuaciones en pro de la libertad de su patria, Cuba.
Carrea pertenció a un sinnúmero de instituciones profesionales, nacionales y extranjeras. En la Federación Odontológica Argentina y la Sociedad Argentina de Ortodoncia lo cuentan entre sus fundadores y también  entre sus empeñosos impulsores; en la primera actuó como miembro redactor del proyecto de creación y designación de la Asociación Odontológica Argentina, en 1925. Integró luego el consejo del Círculo Odontológico de Córdoba y llegó a ocupar la presidencia en el año 1929; fue reelecto 5 veces en el cargo. También fue Presidente del Círculo Odontológico Argentino (hoy A.O.A.) en 1915 y reelecto en 1917 hasta 1919.
Durante casi veinte años dirigió la Federación con fe en su destino, de sobresaliente actuación en la organización profesional del país, luchando desde su cargo, como en el de Presidente en el Comité Permanente de Sociedades Universitarias; colaborando en la redacción del proyecto de ley en el ejercicio de las profesiones liberales.
Tuvo decidida actuación en la confección de los estatutos de la Federación Odontológica Latino-Americana. Proyecto presentado en Santiago de Chile en 1917, en el Congreso Latino-Americana. Fue Vicepresidente de la Federación Latinoamericana, Presidente  del Segundo Congreso Latinoamericano, Presidente de Honor del IV Con-greso de la Federación Dental Internacional.
En 1927 realiza un trabajo de Heráldica “Emblema Odontológico. Símbolo Universal”, que comunica a la Federación Dental Internacional. Este emblema fue adoptado en el Congreso Mundial de Higiene de la Federación dental Internacional de Utrech, Holanda, en su medalla conmemorativa en 1929 y también en la XXIV Sesión de la Federación Odontológica Internacional de Bruselas en 1930. Carrea fue fundador de la Sociedad Argentina de Ortodoncia; en el acta - 3 del 28 de diciembre  de 1933 figura como Presidente Honorario y que ejerció hasta su muerte.
Carrea pertenció a un gran número de sociedades: Socio Vitalicio de la Asociación Odontológica Argentina; Secretario de la Academia Internacional de Odontología de Buenos Aires; pertenecía a Instituciones  ex-tranjeras como el Instituto Internacional d’Antropologie; Asociación Pour l’Avancement des Sciences – Societé Francaise d’Ortopedie DentoFaciale, París; European Orthodontic Society de Londres; International Anaesthesia Research Society y The National Geographic Society de los Estados Unidos de Norte América. Fue también miembro honorario de Instituciones de México, Bolivia, Brasil, Chile, España, Venezuela, Guatemala, Perú, Puerto Rico, Estados Unidos, Costa Rica, Colombia y La Habana – Cuba.
Una de sus  distinciones honoríficas que transutan grandeza y suficiencia fue el Premio Internacional Miller, con que fue laureado por la Federación Dental Internacional que representa una honra superior y una recompensa a su sincera labor en bien de la Odontología Mundial. Este codiciado premio fue acordado en 1908 para honrarla memoria de Willonghby Dayton Miller, sabio maestro, experto cirujano, investigador y hombre de relevantes condiciones. Solo se confiere a colegas que han prestado grandes servicios a la odontología. Los favorecidos hasta entonces fueron: 1910, Black de Chicago; 1912, Godon de París; 1922, Mumary de Londres; 1924, Brophy de Chicago; 1927, Dieck de Berlín; 1929, Florestan Aguilar de Madrid; 1936, Cieszinsky de Lwow Gottlieb de Viena y Maurice Roy de París. Carrea Recebió el premio en la ciudad de Boston, el 5 de agosto de 1946, en ocasión del Congreso Dental Internacional organizado por la American Dental Association. Posteriormente en Asamblea Plenaria tiene el honor de ser designado por unanimidad, primer Vice Presidente de la Federación Dental Internacional.
La Asociación Odontológica Argentina le rindió el 20 de noviembre de 1947, um homenaje por ese motivo; hizo uso de la palabra el Presidente de la A. O.A., Dr. Humberto Aprile y el Dr. David M. Cohen, que hicieron una semblanza del homenajeado. Entre la selecta concurrencia estuvieron, entre otros, el Dr. Jackson, de Filadelphia y Manhood de Chile.
Repetiremos las palabras del profesor Dr. David Cohen en su homenaje: “Su obra fue una parábola que arranca de la orfandad desamparada, pero que a impulsos de una voluntad férrea y una inteligencia potente, supo elevarse hasta completar la encumbrada curva que marca gráficamente la vida de los triunfadores”.


Referencias consultadas:
Ortodoncia - No 6. Octubre de 1939. Taller  Individual Humano. Prof. Ubaldo Carrea.
Ortodoncia - No 40. Octubre de 1956. Semblanzas Prof. Dr. R. Otaño Antier
Ortodoncia - No 50. Octubre de 1961. Prof. Juan Ubaldo Carrea, Académico Dr. Ramóm Torrés.
Ortodoncia - No 66. Octubre de 1969. Sociedad Argentina de Ortodoncia (jornadas).
Archivo de la Facultad de Odontología de la UBA: Legajo Prof. Dr. Ubaldo Carrea. Legajo Cátedra de Ortodoncia. Leg. Prof. Dr. O. Giovannángelo.
Archivo: Síntesis Histórica de la Facultad de Odontología UBA.  Desenvolvimientos históricos de las cátedra. Prof. Dr. Osvaldo Giovannangelo.